Día Mundial del Medio Ambiente 2020

En estos momentos y justamente en un día como hoy creo que es más necesario que nunca reflexionar sobre cómo afecta los hábitos de la vida humana en el medio ambiente y la repercusión que tiene.

La pandemia actual por el Covid-19 que estamos viviendo aún mientras escribo estas lineas, desde luego es horrible por todas las muertes que está causando, así como deterioro físico y mental de nuestros sanitarios y otros profesionales que están dándolo todo para salir de ello. Pero es sólo una parte de todo lo que nos espera si no cambiamos. Parece que solo reaccionamos cuando ya es tarde, y cuando afecta de cerca o países desarrollados, pero es necesario que se actúe ya, por que la conservación del medio ambiente y el planeta es algo que nos afecta a todos. Y debemos tanto responsabilizarnos nosotros día a día (y no hablo solo del fácil gesto de reciclar) como exigir responsabilidad a los líderes políticos, instituciones y empresas. Pues si la pandemia nos ha preocupado, obviamente con razón, no debería ser menos la preocupación que nos debería ocupar por mejorar y dirigirnos rápidamente hacia una gestión de la crisis climática más eficiente y contundente.

Cosas que pasarán debido a la crisis climática

· Temperaturas más cálidas
· Olas de calor más intensas
· Derretimiento de los glaciares
· Adificación de los océanos
· Aumento del nivel del mar e inundaciones con más regularidad.
· Mayor número de sequías e incendios
· Desaparición/extinción de especies animales
· Cambio de los ecosistemas
· Encarecimiento del precio de los alimentos
· Propagación de efermedades y nuevas pandemias
· Incremento de plagas y patógenos
· Escasez de agua potable
· Guerras debido a la escasez de alimentos, agua y zonas con condiciones ambientales menos habitables.

Algunos de esos datos que incomodan y que deberíamos hacer el esfuerzo de cambiar

Cuando se habla de estas cosas siempre hay gente que por incomodidad de reconocer la realidad y como contribuye el ser humano y lo cómodo que es mirar hacia otro lado, prefiere negar lo que los científicos y ecologistas llevan años demostrando con estudios una y otra vez. Algunos ámbitos de los que más huella medioambiental tienen son:

· Fast Fashion

La ropa que se consume es la segunda industria más contaminante del planeta. Me atrevería decir, que seguramente la ropa que lleves puesta ahora mismo pertenezca alguna de las marcas Fast Fashion o Moda Pronta más conocidas (H&M, Berhska, Stradivarius, Pull&Bear, Primark…) para la cual hizo falta de media consumir más agua que la que consumirías para beber en 2 años, además de emitir más gases de efecto invernadero que un vuelo de avión.

Ya escribí un post más detallado sobre Fast Fashion y su gran impacto en concreto que puedes echar un ojo si te apetece.

· Consumo de carne y pescado

El 91% de la deforestación del Amazonas, ese que tanto parecía preocuparnos a todos de pronto en redes sociales, se debe a la industria cárnica, la cual contribuye al 45% de las emisiones de efecto invernadero. Además de que por cada kilo de carne producido se consumen unos 15,5k litros de agua, mientras hay gente en el mundo sin acceso a agua potable. Asi que si te preocupa dejar el grifo abierto mientras te enjabonas o cepillas los dientes, igual deberías reflexionar también sobre esto.

Por otro lado la pesca es responsable del 46% de los plásticos en el mar, además del daño colateral a otros animales como delfines (se estima que 1200 al año) y tortugas que quedan atrapadas en las redes de pesca.

Está demostrado científicamente por estudios como el de la Universidad de Oxford, o la Asociación Americana de nutrición y dietética, formada por más de 70k profesionales del sector, y incluso también la propia FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura), abalan que una alimentación basada en plantas o 100% vegetal es perfectamente compatible con cualquier etapa de la vida. También desmienten muchos mitos muy extendidos sobre ello.

· Exigir medidas medioambientales a gobiernos y empresas

Las medidas que toman los gobiernos siguen siendo escasas. En países como España donde podríamos estar perfectamente produciendo por completo toda la energía que consumimos obteniéndola de energías renovables, y dejar de recurrir a los combustibles fósiles (incluso más y exportarla y sacar beneficio), pero de momento poca es la responsabilidad que se han tomado tanto las instituciones como las grandes empresas.

Podría tomarse como referencia países de la UE que ya se han pasado a la producción 100% de energía verde, como Islandia que superaron el 99 % de producción de energía de origen limpio en la década de 1980 y así ha seguido sucediendo desde entonces. Hoy, toda la energía eléctrica de Islandia es generada por energía hidroeléctrica y geotérmica.

Huelga Mundial Por el Clima 27S, 2019. Fotografía Mara Mtnz

¿Qué podemos poner en práctica?

· Adapta tu forma de vestir a una forma más sostenible. Practica la slow fashion o moda lenta a la hora de vestirte.

Consume menos ropa y si necesitas hacerlo, intenta que sea de segunda mano o de marcas que produzcan de forma ética y responsable tanto con los derechos humanos como en la forma de consumir como con su huella ecológica e impacto en el medio ambiente, fijándote en su transparencia y certificados de terceros. Puedes leer un poco más sobre fast fashion y su impacto en éste otro post que compartí pulsando aquí.

· Reduce tu consumo de carne y pescado

Se estima que eliminando el consumo de carne y alimentos de origen animal que hace una persona de media estarías evitando un 75% de tu impacto negativo mediambiental. También es un dato contrastado y abalado por la Universidad de Oxford, la FAO y numerosos científicos más al rededor del mundo. Y como decíamos, es algo que está demostrado que nutricionalmente no es necesario, por lo quesi sigues haciéndolo es totalmente una decisión o opción que eliges, aunque no personal, ya que no sólo concierne a tu persona.
Además, ante todo dejarías de contribuir a la explotación y matanza de millones de animales que sufren y mueren para consumo humano diariamente.
No hace falta que des el paso de golpe, o que si tanto crees que te cuesta, elimines el consumo completamente. Pero estaría bien que te lo replantees y reduzcas al menos una gran parte o comenzar el proceso de eliminar los alimentos de origen animal de tu plato y productos no alimenticios que consumes poco a poco.

· Exige responsabilidad y elige bien en quién depositas tu confianza

Además de reflexionar antes de consumir en qué tipo de empresas queremos depositar nuestro dinero cuando compramos algo, es necesario y mucho más importante votar a políticos que aporten en sus programas de partido medidas medioambientales y que de verdad se responsabilicen de mejorar y hacer que el sistema de tu país sea más sostenible. Para ello infórmate todo lo que puedas, sobre todo en páginas oficiales como el BOE, y sus programas, y estate al tanto para verificar qué decisiones toman realmente en las votaciones que se llevan a cabo en el congreso de los diputados o el parlamento europeo.


Otras medidas que puedes llevar a cabo

· Difunde y manifiesta tu preocupación o tu opinión sobre la crisis climática. Que no te avergüence. Es necesario.

· Aprende e infórmate sobre los productos y empresas en las que consumes. Y cambia aquellos hábitos de consumo que veas que puedes mejorar.

· No dejes de reciclar. Sabemos que no es suficiente, pero sigue siendo necesario.

· No te agobies, y ceses de mejorar tus hábitos. Todo conlleva su proceso y cada uno debe adaptarlo a sus capacidades y circunstancias. Céntrate en los logros que poco a poco vas consiguiendo y no en lo que de momento no puedes hacer. Fijate tus propias metas realistas y adáptalas a tu ritmo y circunstancias.

· Adapta un estilo de vida vegano y/o una dieta 100% vegetal (al menos más días a la semana o progresivamente)
(Puedes ver las recetas veganas que comparto en el apartado de Recetas del blog)

· Adapta un estilo de vida low/zero waste

· Actúa diariamente considerando el impacto de lo que haces. No es cuestión de obsesionarse, pero si que es necesario aprender a vivir de forma más consciente y sostenible hasta que lo tengamos normalizado y nos habituemos a hacerlo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s